¿A qué huele la cerveza craft?

La cerveza craft huele a todo menos a cerveza.

Como cuento en Quién soy, de dónde vengo y a dónde voy, hace unos años descubrí que la cerveza puede oler a flores. ¡Y me fascinó! Y desde entonces solo bebo cerveza craft, porque la otra, la que huele a cerveza, a mi ya no me gusta. De hecho, creo que nunca me ha llegado a gustar del todo. Nunca la he llegado a disfrutar como disfruto ahora de una buena cerveza.

No tengo ni idea de si una cerveza es buena o mala, solo sé si me gusta o no. Odio todas esas listas de “las 10 mejores cervezas del mundo”… La mejor cerveza del mundo es la que le gusta a uno. De hecho, antes he dicho que no sé si una cerveza es buena o mala, eso dependerá de los gustos, pero sí sé que hay cervezas que están buenas o malas. Que no es lo mismo. Una cerveza puede estar buena pero no gustarte.

Nunca he acabado de entender la gente que valora negativamente en Ratebeer o en Untappd cervezas de un estilo que ya de entrada no les gusta. Por ejemplo, que uno valore a la baja una sour y comente que no le ha gustado porque es ácida. ¿Perdonaaaa?

Cómo saber si una cerveza no te gusta porque simplemente no te gusta, o porque en realidad está mala, o sea, defectuosa, ¿eh? No hace mucho me encontré en medio de una divertida e interesante cata improvisada de detección de defectos en cervezas y, tras oler alguna, fui incapaz de tragármela, era evidente que estaba mala. Si una cerveza huele a berberecho, a pies, a cartón mojado, a miel, a palomitas… pues seguramente está defectuosa. Otras, en cambio, no sabía decir si les pasaba algo… Pero algo voy pillando, que ya es mucho.

defectos-en-cerveza

Y no es fácil. A ver, prueba si no la peculiar Grand Cru Vintage 2013 de Rodenbach, que huele (y sabe) a una mezcla de vinagre de módena y esmalte de uñas, y dime si es buena, está buena, si te gusta o si directamente la escupes. La probé el fin de semana en el Olut de Sabadell. Ya estaba avisada antes de probarla y me sorprendió gratamente (este tipo de cervezas me gustan cada vez más). Pero si me la dan a probar sin saber nada de ella y sin esperar nada, seguramente hubiera pensado que en vez de ser una cerveza avinagrada (peculiaridad buscada), con solo olerla hubiera dicho que “está avinagrada” (defecto).

Supongo que es cuestión de práctica. Ser o estar, esa es la cuestión.

Tuve mucha suerte de que aquella primera cerveza artesana que probé hace unos años oliera a flores. Sé de varias personas que la primera impresión que se han llevado de las artesanas es que son demasiado amargas o demasiado fuertes. Y allí se murió su interés. Yo no olvidaré nunca ese olor que me despertó.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s